Reseña: La Joya - Amy Ewing

09 mayo 2017

Título original: The Jewel
Autor: Amy Ewing
Editorial: V&R Editoras
Saga: La Ciudad Solitaria #1
Nº Páginas: 398
La joya es riqueza.
La joya es belleza.
La joya es realeza.
Pero para chicas como Violet, la Joya no es más que sumisión.
Ella nació y creció en el Pantano. Durante años, la entrenaron para cumplir con un solo objetivo: servir a la realeza. Pero una realidad brutal y violenta se oculta detrás de la brillante fachada de la Joya.
Allí, Violet conocerá qué tan lejos puede llegar una persona con tal de obtener poder. Y lo que es aún peor, se dará cuenta de que las vidas de las jóvenes como ella valen menos de lo que jamás imaginó.
Ahora debe encontrar una manera de sobrevivir, de escapar de ese futuro para el que tanto la prepararon, antes de que sea demasiado tarde...

Opinión Personal:

Realmente no sé como empezar a hablarles de este libro, que bien, tiene una portada muy llamativa y que estoy seguro a muchos les recordará a los libros de La Selección porque tienen cierta similitud, pero les garantizo que las historias no tienen nada que ver, ninguno es copia del otro.

En ésta primera parte de la trilogía, conocemos a Violet Lasting, una adolescente de dieciséis años que vive en un centro de retención dentro de la Ciudad solitaria, algo así como una isla dividida en círculos que van dependiendo de las clases sociales: La Joya (lugar donde vive la realeza), El Banco (lugar donde vive la gente de dinero que lleva los negocios), El Humo (lugar donde se encuentran las fabricas) y El Pantano (lugar donde vive la gente pobre).
Y como podrán imaginar, nuestra protagonista pertenece al Pantano, dónde no solo pasan hambre e injusticias, sino donde también se dan Las Sustitutas.
Las Sustitutas son chicas que tienen ciertas habilidades que nadie más posee, a esas habilidades les llaman Augurios, pero eso no es lo que las hace especiales, sino el hecho de que son las únicas que pueden ayudar a la realeza a tener hijos. Así que por esas dos razones reclutan a estas chicas y las entrenan para servir a la realeza y cuando llega el momento, las subastan (sí, como lo leyeron, las venden) y pasan a convertirse en propiedad de quienes pujaron más por ellas, para tener a sus hijos.
En La Joya, no todo es riqueza, belleza, bailes y lujos. En La Joya también hay oscuros secretos, sumisión, traición y asesinatos. En La Joya, Violet descubrirá que tanto la vida de ella como la de todas las sustitutas, no vale ni la mitad de lo que imaginó. Lo único que puede hacer es sobrevivir y buscar una forma de escapar antes de que sea demasiado tarde... ¿Podrá?
"Una vez para verlo como es. Dos, para verlo en tu mente. Tres, para que obedezca tu voluntad."
Como ya lo mencioné al inicio de la reseña, la portada fue lo que más me llamó la atención de este libro y el hecho de saber que es una distopía lo hizo aún más interesante para mi, ya que tenía unos cuantos meses sin leer ningún libro distópico.
Pero tal y como suele suceder con todas las distopías (y estoy seguro de que pensarán lo mismo que yo) tienen muchas similitudes en ciertos momentos que nos dejan así de "ya leí algo parecido a esto en otro libro" y nos hacen pensar que las historias pueden ser monótonas y que carecen de originalidad. ¿Y que creen? este no es el caso, ya que Amy Ewing hace su lucha para diferenciarse en este género, y lo hace de una buena forma dándole toques medievales y de fantasía que puede les guste, y algo que no puedo omitir es que casi no hay acción :(

La narración es en primera persona desde la perspectiva de Violet, así que tendremos los mayores detalles posibles de todo lo que va sucediendo. El ritmo de la lectura es fluido y sencillo, nos engancha con facilidad sin hacer que nos aburramos en ningún momento, aunque se trata del primer libro de una trilogía, obviamente es introductorio, pero la autora nos da los detalles e información necesaria para comprender como funcionan las cosas en la Ciudad Solitaria sin enredarnos tanto.

Y si de casualidad se preguntan si hay romance en este libro, que les puedo decir... Sí, lo hay, pero casi llegando al final. Eso es algo que me gustó mucho, porque lo que cualquiera podría esperar más que nada en un libro de este tipo, es el romance, pero no, Amy se enfocó más en lo que sucedía con nuestra protagonista, su sociedad etc. cuidando perfectamente las características de todo. El romance está muy bien logrado y no se ve tan forzado como suele ser a veces y lo mejor es que se da entre personajes que menos esperas.
"Es difícil recordar quién eras cuando estás todo el tiempo fingiendo ser alguien que no eres."
En cuanto a los personajes, tenemos a nuestra protagonista, Violet quien me pareció un personaje fuerte, sensata, amable, divertida, talentosa y siempre se mantuvo firme con sus decisiones desde un principio sin cambiar sus forma de ver las cosas sin tener algún sustento. Y se desarrolla perfectamente conforme avanza la historia.
La Duquesa del lago, quien fue la que compró a Violet en la subasta, es la villana, por así decirlo, me pareció un personaje genial, llena de ambición y poder.
Y lo que se refiere a personajes masculinos tenemos a Ash, un personaje bastante misterioso e interesante, a Garnet el hijo de la Duquesa, quien es uno de mis favoritos porque no tiene filtros para decir las cosas, hace y deshace lo que le viene en gana armando escándalos y demás. Y también está Lucien, otro personaje misterioso e interesante del que casi no sabemos mucho, pero estoy seguro que debe esconder uno que otro oscuro secreto.
En cuanto a los demás personajes, prefiero no decirles nada de ellos para evitar echarles a perder el libro.

Sobre el final... Me dejo diciendo: "esto no es posible, no puede terminar así, necesito la segunda parte a la de ya" enserio, es un final cardíaco, que poco antes de llegar a el, te haces a la idea de como puede terminar y cuando llegas ¡Boom! todo da un giro inesperado que te deja con ganas de más. Son muy pocos los libros que logran esto, dejarte con la boca abierta en el final.
Así que no lo pensaré para leer los siguientes libros para saber como continúan y concluyen las cosas en La Joya.


La Rosa Blanca
Sobre el autor:
Amy Ewing creció en las afueras de Boston, donde su madre, que era bibliotecaria, le transmitió su profundo amor por los libros a muy temprana edad.
En el 2000, se mudo a Nueva York para estudiar Teatro, pero, desafortunadamente, su carrera como actriz no funcionó.
Amy tiene un máster en Creative Writing for Children, otorgado por The New School, en donde tuvo la suerte de conocer a un grupo de autores de ficción para jóvenes.
Actualmente vive en Harlem.



¿Qué les pareció el libro? Me gustaría poder leer sus opiniones en la caja de comentarios :)

No se les olvide: tú me comentas, yo te comento.
Nos leemos.

5 comentarios:

  1. Hace mucho que no pasaba por aquí pero en serio, a este libro le traigo muchas ganas. Me gustó tu reseña aunque solo la leí por encimita porque no quiero spoilearme ni crearme expectativas y espero poder leer el libro pronto para decirte qué me pareció.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Es cierto, recuerda mucho a la selección. He visto todo tipo de reseñas de este libro, muy malas, muy buenas, mediocres... La verdad? A mí no me llama mucho leer algo así ahora, por lo que no creo que lo haga. Al menos por el momento.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    He visto este libro en varias librerías pero igual pensé en que eran como la selección, que bueno que no sea así.
    Es un gusto volver a leer tus reseñas ojala pronto me consiga este libro y vea que tal

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que tiene muy buena pinta, me ha llamado mucho la atencion y las portada son preciosas *O*

    ResponderEliminar